Buscador

Subscríbete GRATIS

Correo electronico

Hugo Robin en tu Ciudad

hugo tobin en conferencia.1

Siguenos en Facebook

facebook icon

Registra tu Testimonio

Donaciones

Cantidad: 

Salud Fisica

Artículos sobre salud física
Leer Artículos

Recetas

Recetas
Ir a recetas

Salud fisica

Sal de mar, ¿amiga o enemiga?

Sal de mar,

                 ¿amiga o enemiga?

 

De los muchos temas de nutrición que actualmente se manejan con controversia, el consumo de la sal de mar resulta estar encabezando la lista de los temas más comunes. En los años recientes, ha estado de moda para los médicos y nutriólogos el de restringir el consumo de la sal de mar por motivos de “salud”. Estudios viejos descubrieron una relación del consumo de sal de mar con el de el desarrollo de presión sanguínea alta, pero estudios subsecuentes indicaron que la restricción de sal puede dañar a más personas de las que ayuda. Un estudio realizado en 1983 encontró que el consumo de sal de mar no tuvo algún efecto significativo en el desarrollo de presión sanguínea alta en la mayoría de las personas. De hecho, en algunos casos, la restricción de sal ocasiono una elevación de la presión sanguínea. En un estudio realizado en 1930, se encontró que la deficiencia de sal llevo a desarrollar una perdida en la percepción del gusto, desarrollo de calambres, debilidad, cansancio, apatía y sufrimientos cardio-respiratorios severos con esfuerzo.

 

La verdad resulta ser que, hasta la fecha, la mayoría de los profesionales de la salud enfocan su concentración en la sal o en cualquier otro alimento únicamente en cantidades, es decir, solo se enfocan en cantidades de calorías, de raciones y de contar gramos y casi nadie menciona o le da importancia a la calidad de los alimentos. Me atrevo a decir esto debido a que, al menos el 100% de los pacientes que me ha tocado recibir en la consulta y que han asistido previamente con algún médico o nutriólogo con motivo a establecer algún régimen alimenticio, reflejan únicamente haber recibido restricción de calorías en la dieta, régimen de porciones de alimentos y la incorporación de ciertos productos alimenticios cuyo origen resulta ser sintético y toxico como es el caso de los endulzantes artificiales.

 

Resulta ser algo desconcertante el escuchar que todas las personas que he recibido acuden con orientaciones erróneas, o más bien, comunes en el ambiente político. Lamentablemente toda esta información parte desde el momento en que estamos en la universidad, debido a que toda la literatura puesta en nuestras manos desciende de las empresas farmacéuticas y de las industrias alimenticias.

 

Sin embargo, en esta ocasión no me quiero envolver tanto en la manera en que las industrias farmacéuticas y alimenticias conspiran contra nosotros, sino en hablar de la calidad de un alimento cuya reputación ha llegado hasta los suelos de una manera muy degradante, en este caso, la sal de mar.

 

Prejuicios de la sal de mar

El primer prejuicio que generalmente tenemos acerca de la sal de mar, es que el consumo de ella nos lleva a desarrollar alta presión sanguínea. Y la principal razón de este prejuicio es debido a que no contemplamos el panorama completo del porque se desarrolla una alta presión sanguínea (lo cual será explicado más adelante).

El segundo prejuicio que por lo general tenemos acerca de la sal, es el que en exceso nos puede causar una retención de líquidos en el cuerpo (edema). Pero, esto resulta ser una verdad a medias.

Estos prejuicios resultan ser los más sobresalientes en el medio medico y social que se escuchan día con día. Sin embargo, veamos el panorama completo de los 2 prejuicios para poder establecer un entendimiento claro y una solución al problema.

 

Prejuicio No. 1.-

Todas las células tienen a su disposición literalmente 2 océanos de líquidos intracelulares y extracelulares, es decir, aquel liquido que se encuentra dentro de la célula y aquel liquido que se encuentra fuera de la célula. Dentro de estos líquidos se encuentran un conjunto de electrolitos que se encargan de regular el mantenimiento celular (homeóstasis). Dentro del líquido interior de la célula se encuentran los electrolitos potasio, calcio, magnesio y zinc. Estos elementos son necesarios para mantener el balance osmótico en un buen funcionamiento. De todos estos electrolitos, el potasio resulta ser el predominante. Dentro del líquido exterior de la célula se encuentra el sodio como electrolito predominante. La razón principal por la cual se genera una alta presión sanguínea es la siguiente: el agua, sodio y el potasio se encargan de regular el contenido líquido corporal. Cada vez que alguno de estos 3 elementos se encuentre en exceso o en déficit todos los elementos se van a ver afectados y cada vez que esto pase el resultado final se verá reflejado como un aumento en la presión arterial.

Lo más común que pasa en nuestra dieta es el hecho que tendemos a consumir una mala calidad de sal de mar (refinada), relativamente poco potasio y una pésima cantidad de agua natural, habiendo algunas personas que definitivamente no consumen nada de agua natural al día. Por lo tanto, no le damos al cuerpo el balance completo a través de nuestro alimento.

 

Prejuicio No. 2.-

Como comentaba anteriormente, el exceso de consumo de sal ligado a la retención de líquidos resulta ser una verdad a medias puesto que, esto sucede únicamente cuando la cantidad de agua consumida dentro de la dieta no es la suficiente. El sodio se encarga de inyectar agua dentro de las células, pero, cuando existe una deficiencia de agua, el sodio trata de mantener lo mayor posible de líquidos fuera de la célula para poder mantener su balance exterior y al momento de empezar a faltar agua dentro de las células se tiene que empezar a inyectar agua del exterior y es entonces cuando esta agua salada se adentra y se presenta lo que conocemos como retención de agua o edema. Y para poder lograr esto, el cerebro ordena un incremento de sodio y la retención de agua llevado a cabo por los riñones. Esto resulta ser, después de todo, un abastecimiento de emergencia por el cuerpo debido a que el suministro de agua exterior (la ingesta de líquido) no está siendo el adecuado.


Importancia de la sal de mar

La sal es una sustancia vital para la supervivencia de cualquier ser vivo (especialmente los humanos). La sal resulta ser un medicamento que ha sido usado por sanadores a través de la historia. En ciertas culturas, la sal vale lo que pesa en oro, y de hecho es intercambiada por oro gramo por gramo. En países desérticos, la gente sabe que el consumo de sal es su garantía para su supervivencia. Para estas personas, las minas de sal son sinónimo de minas de oro. Pero, cuando nos enfocamos en nuestro país y nos damos cuenta que la sal tiene una mala reputación, es necesario el saber porque.

 

La sal simplemente es mal interpretada debido a que no obtenemos la calidad ideal. La típica sal de mesa que encontramos en los mercados resulta ser una sal que ha sido procesada y refinada, esto hace que la calidad de ella sea tan deficiente que prácticamente ha perdido todas las propiedades milagrosas que tenia. Durante el procesado de la sal, las altas temperaturas y el uso de sustancias químicas remueven todas las sales valorables de magnesio al igual que el resto de los micro-minerales que naturalmente ocurren en la sal de mar. Para mantener a la sal seca, las refinadoras de sal adulteran este producto tan puro con diversos aditivos dañinos, incluyendo compuestos de aluminio. Para remplazar las sales de yodo que son removidas durante el proceso, yoduro de potasio es añadido en cantidades que pueden resultar ser toxicas. Para estabilizar el compuesto volátil de yodo, los procesadores añaden dextrosa (azúcar) lo cual torna a la sal yodatada a un color morado. Un agente blanqueador es entonces necesario para restablecer la blancura a la sal. Como se podrá dar cuenta, esta sal ya no tiene nada de natural y mucho menos de beneficio.

 

Propiedades de la sal de mar

La sal de mar sin refinar generalmente presenta (en esta parte del mundo) un color gris clarito el cual indica una buena humectación y un gran contenido de micro-minerales. Este tipo de sal contiene alrededor de un 82% de cloruro de sodio, contiene un 14% de macro-minerales (especialmente magnesio), y alrededor de 80 micro-minerales. Los beneficios de este tipo de sal son impresionantes, entre los que destaca:

 

  • Ser un poderoso elemento anti-estrés para el cuerpo.
  • La sal es vital para que los riñones puedan eliminar el exceso de acides a través de la orina. Sin el consumo ideal de sal, el cuerpo se estaría tornando cada vez más acido lo cual nos puede llevar a un gran número de padecimientos y enfermedades.
  • La sal es necesaria para mantener tonicidad y fuerza muscular.
  • La sal resulta ser vital en la prevención y en el tratamiento del cáncer.
  • La sal es vital para regular las funciones del sueño.
  • La sal es un compuesto vitalmente necesitado por los diabéticos.
  • La sal es vital para la comunicación y el procesado de información de las células.
  • La sal es vital en la absorción  de partículas de alimento a través de los intestinos.
  • La sal es esencial para la prevención de calambres musculares.
  • La osteoporosis puede ser el resultado de una falta de sal y agua en la dieta.
  • La sal es absolutamente vital en la creación firme de la estructura ósea.
  • La sal puede ayudar a mantener un buen apetito sexual.
  • Y muchas cosas más.

La verdadera respuesta detrás de todo esto

Por lo tanto, la sal de mar no es mala para nuestra salud. No eleva la presión sanguínea como erróneamente se cree. El verdadero problema es la insuficiencia de otros minerales que normalmente mantienen el agua dentro de la célula y la falta de consumo de la misma agua lo que realmente aumenta la presión sanguínea. De hecho, ingerida en conjunto con otros minerales, la sal disminuirá la presión sanguínea a niveles normales.

 

Entonces, como se menciono anteriormente, básicamente tenemos 2 océanos de agua en nuestro cuerpo: uno que se encuentra fuera de la célula y aquel que se encuentra dentro de la célula. La buena salud depende en un balance delicado entre los volúmenes de estos 2 océanos. Recuerde que el agua, la sal y el potasio son los elementos que se encargan de regular el contenido líquido corporal, por lo tanto, este balance puede ser adquirido a través de un buen consumo regular de agua, potasio y sal.

 

Tenga en cuenta que estos 3 elementos son los principales encargados del buen funcionamiento liquido del cuerpo, del cual el no ser así, puede derivarse algún problema de presión sanguínea, retención de líquidos, deshidratación, etc. Pero, aun así sigue siendo necesario un buen consumo del resto de los electrolitos como lo son el magnesio, calcio, cloro y el resto de los macro y micro-minerales incluyendo el yodo. La principal fuente de magnesio se obtiene a través del consumo de cereales integrales (correctamente trabajados), lo cual resulta ser un problema en México debido al alto consumo de alimentos refinados. Las mejores fuentes de potasio son las frutas y las verduras. La mejor fuente de sodio resulta ser la sal de mar. Finalmente, el consumo ideal de agua natural es aquel que se adapta según a las características de cada persona. En este caso, lo mínimo recomendado de consumo de agua al día son 30ml de agua por kilogramo de peso. Por lo cual si una persona pesa 80 kilos, entonces su consumo mínimo de agua deberá de ser 2.4 litros y no el litro y medio que generalmente se maneja.

 

Algo concreto

Si usted padece de alta presión y su médico, nutriólogo o profesional de la salud le ha prohibido o reducido el consumo de sal de mar, tenga en cuenta que al hacerlo puede estar castigando a su cuerpo de algo muy necesario. Probablemente nunca se le menciono sobre la calidad de la sal y este consumiendo la típica sal toxica-carente de nutrientes-refinada que en nada le va a ayudar. Algunas personas resultan optar por la sal vegetal, la cual no está mal pero, no tiene el balance adecuado de electrolitos celulares.

Póngase a analizar si realmente consume la cantidad adecuada de potasio a través del consumo regular de frutas y verduras. Reflexione si realmente toma la cantidad adecuada de agua que su cuerpo requiere para poder mantener los líquidos corporales en balance.

 

Algunas personas me pregunta si la sal de mar que viene en granulo es la ideal. Como puede ser que si puede ser que no. Idealmente así se obtiene del mar, pero algunas empresas refinan esta sal y luego la regresan a su forma original, por lo tanto este tipo de sal termina siendo refinada. Lo ideal es buscar un producto que diga que su sal no es refinada y que esta sal ha sido secada a través de los rayos solares, generalmente esta sal proviene de España o del mar muerto. O también trate de buscar una sal que este en granulo y que pueda ser adquirida en tiendas o lugares naturistas. Busque las características recomendables de esta sal, es decir, trate de encontrarle un color gris clarito y de esa forma podrá asegurar la calidad del alimento.

 

Es necesario incluir algún suplemento alimenticio que provea yodo  a la dieta debido a que la sal sin refinar no cuenta con los niveles adecuados. Un excelente suplemento son las capsulas de kelp, la cual es un alga marina. Este suplemento puede ser adquirido en las tiendas naturistas. Trate de no consumir más de 200mcg en cada ración por día.

 

Nota:

Aun consumiendo la sal en su forma adecuada, esto no quiere decir que se deberá consumir la sal en cantidades drásticas. Trate de no consumir más de 4 a 5 gramos al día de sal e ingerir la cantidad mínima recomendada de agua para evitar cualquier tipo de padecimiento.